Tecnología y descanso

Tecnología y descanso


Tecnologia_y_descanso


Efectivamente al tener un nuevo miembro en la familia estaréis muy felices. Y si es el primer hijo, seguro que un poco agobiados por los preparativos, es posible que tengáis totalmente decorada su habitación, con muebles algunos juguetes y demás accesorios. Pero lo que tenemos que tener en cuenta que desde su nacimiento hasta los dos años más o menos, el bebé pasa más de la mitad de su tiempo en la cuna, por lo que debemos estar seguros de conocer bien los colchones de cuna.

¡Si si! el colchón es la pieza estrella sin ninguna duda, es donde va a dormir y descansar directamente el bebé y debemos acertar plenamente con el que le vamos a colocar en la cuna a nuestro hijo. Son varias cosas a valorar para tomar la mejor decisión, a continuación damos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de elegir un buen colchón de cuna: 

  Es muy importante acertar con el lecho adecuado al pequeño. Un colchón de cuna para bebé no debe ser ni muy duro ni demasiado blando ya que puede generar diversas complicaciones en su crecimiento y desarrollo. El soporte adecuado y lo más importante en los colchones para cuna de bebé y que tengan una duración prolongada de sus propiedades, pasa por tener un buen núcleo, o sea, un bloque interior que soporte todo el conjunto y le de firmeza.

La fabricación de colchones de cuna infantiles ha evolucionado mucho en nuestros días, encontramos bastantes soluciones adaptadas a las diferentes etapas del crecimiento, colchones de minicuna o capazo para las primeras semanas de nuestro niño, incluso tenemos colchones de cuna que cada una de sus caras están diseñadas y perfectamente adaptadas a las distintas edades en el crecimiento del bebé. El primer periodo hasta los 6 meses aproximadamente y el segundo el resto de tiempo que tengamos en la cuna a nuestro hijo.

Colchon_para_cuna_de_bebe,_peticolchon

  Hay que tener especial cuidado con los tejidos y capas de terminación del colchón, ya que son las que directamente están en contacto con nuestro hijo, que sean materias primas de primera calidad, lo más naturales posible y con las certificaciones que avalen el uso adecuado para la infancia, no vale simplemente comprar un colchón de cuna por tener unos colores alegres o unos dibujos divertidos, al final le ponemos la funda y es lo que menos se ve.

​Por cierto, otro detalle importante es la elección de la funda de colchón para cuna que le colocamos, ya que si nos gastamos un dinero importante en un estupendo colchón de cuna y después le ponemos una funda sin un criterio adecuado, que no transpire o demasiado gruesa y que pueda anular totalmente las buenas propiedades del colchón, sería una mala decisión, esta debe ajustarse al colchón como un guante para que no forme arrugas que puedan incomodar el sueño del bebé, fina e impermeable pero a su vez transpirable, fresca y suave y no una simple funda plástica.

​También es necesario tener en cuenta la situación geográfica y el clima a la hora de elegir el colchón adecuado, ya que en zonas frías y secas son más recomendados los colchones con núcleo de látex o espumaciones de HR y viscoelastica, mientras que para las zonas más cálidas y húmedas es más aconsejado la elección de núcleos con bloque de muelles, núcleos de muelle ensacado independientes o los núcleos con fibra de coco ya que la aireación de estos es más acentuada evitando acumulación de calor en la cuna de nuestro bebé. De todas formas, cabe destacar que hoy en día con los núcleos perforados en las espumaciones de látex o visco, hacen que aumente considerablemente la aireación interior de estos colchones y son apropiados para cualquier lugar.

Un detalle importante en un colchón de cuna para bebé es que disponga de un buen sistema o cremallera perimetral para poderlo desenfundar fácil y cómodamente, de esta manera facilitar el lavado en casa de la parte exterior y así mantener el colchón en condiciones más higiénicas para nuestro bebé, libre de bacterias y ácaros que puedan causarles alergias o irritaciones. Y si esta cremallera tiene un protector para impedir que nuestro hijo tenga acceso a ella pues, mucho mejor ya que evitaremos que puedan abrirla y coger algún trocito de componente interior del colchón con el consiguiente peligro para el bebé que todo se lo echan a la boca.

Teddy_cappas

Como bien podéis observar en el dibujo anterior, se ven perfectamente las distintas partes y capas que forman un colchón para cuna de bebé con una tecnología avanzada, fruto de la búsqueda y combinación de nuevos materiales, desarrollando formas idóneas para el descanso y el desarrollo adecuado del bebé a cada edad, colchones que se adaptan a la perfección a su cuerpo transmitiendo todo un mundo de confort y seguridad en el sueño.

Con la firmeza de un núcleo adecuado que al estar perforado le hace mucho más transpirable evitando la concentración de CO2 y la acumulación de humedades o exceso de calor que pueda incomodar al bebé.

Con una capa de micro muelles para la (primera etapa), que le asegura un reparto del peso de su cuerpecito en toda la superficie y sobre todo en la cabeza, evitando  el síndrome de la cabeza plana (plagiocefalia) ademas de proporcionar un plus de transpiración y ventilación que previene la axfisia.

La otra cara de este colchón de cuna (segunda etapa) con su capa de Viscoeláctic Innogel *(memory foam) que le aporta una suavidad especial adaptandose al cuerpo de una manera muy confortable y provisto de cientos de particulas de innogel que disipan la humedad y aportan una frescura extra al lecho de descanso

El marco de seguridad perimetral consigue que nuestro bebé se mantenga en la zona central del colchón ya que esta fabricado de un material mucho mas firme, al mismo tiempo que evita que que el niño cuando ya se puede poner de pie en la cuna pueda quedar atrapado entre la cuna y el colchón ya que los bordes son mas fuertes y no se deforman fácilmente.

*La espuma viscoelástica, también conocida como memory foam, es una espuma de poliuretano. Es básicamente igual que un hule espuma, solamente que algunos productos químicos que se utilizan en su fabricación son un poco diferentes y logran la propiedad de «memoria» que tiene este material.

Esta espuma se comporta de diferente manera dependiendo de la temperatura a la que esté. Cuando está fría, es más dura y cuando está caliente se vuelve más suave. Esta espuma se adapta a la forma del cuerpo, disipando muy bien la presión, lo que hace que se emplee para distintas aplicaciones médicas y de descanso.